Culpas en un día de lluvia

12 de enero de 7, jueves

El niño de la cara de sangre

Hemos pasado todo el día cubiertos con los impermeables. La lluvia nos ha martilleado todo el día. Aprovechamos para recoger agua, pero me parece que aquí no nos va a faltar nunca. Aún así, ya veremos que pasa en el verano. No quiero recordar lo de hace dos años.

Fede me ha preocupado hoy. Me ha dicho que deberíamos volver a por el niño de la sangre en la cara. Se refiere a uno pequeño que los orcos tenían de esclavo. Le dije que no, claro, podemos morir. No me respondió nada. Tengo razón, pero me gustaría que la tuviera él.

Hoy dormimos todos junto a la chimenea. Es la parte más seca de la casa, la única en verdad. Hemos comido papas con pescado y nos hemos acurrucado todos juntos. Me gusta cuando estamos así. Adiós.

Las plantas

Las macetas tienen todas ya sus brotes fuertes, pero vamos a esperar un poco más a ver si el clima mejora. De momento pueden estar cómodas en sus macetas.