La isla secreta

3 de enero de 7, martes

¡Hemos llegado a la Isla Secreta!

Hemos hecho el mejor descubrimiento de la humanidad para siempre. Vimos una isla al amanecer. Era preciosa. El sol la bañaba y Kaylee se puso a cantar y a sonreír y a decirnos que todo iba a salir muy bien. Y la muy tonta consiguió ponernos felices a todos. Digo la muy tonta, pero los muy tontos somos los demás, que siempre consigue hacernos felices aunque sepamos que ella siempre piensa que todo va a salir bien; aunque no lo sepa.

Bueno, esta vez tuvo razón. Nos acercamos con mucho miedo. Yo saqué el rifle, me refiero al rifle de asalto y me puse en la proa, resguardado detrás de unas cajas llenas de tierra, que tenemos para eso. Lucía se quedó al timón, con la pistola, y todos los demás cogieron las armas que pudieron. Pero no pasó nada. Solo escuchamos a las gaviotas y los frailecillos; además del rumor del mar, etcétera...

Ajar

En toda la isla hay dos pueblos. Ninguno tiene nombre, pero el primero, el que está junto al muelle, tiene un colegio de primaria que se llama Ajar. Así que llamaremos Ajar a todo el pueblo. Hay también un centro cultural, y un montón de casas, apiñaditas así como si se quisieran y tuvieran frío. Casi todo está en ruinas, por un incendio que hubo, seguramente después de que la gente se fuera. Pero la escuela y el centro cultural están regular. También hay un muelle, con algunos barcos de vela abandonados, que nos vendrán bien para repuestos y un club de piragüismo, que es una cabaña de piedra llena de kayaks. Lo mejor es que no hemos encontrado huesos de personas, solo de gatos.

El faro

El segundo pueblo lo llamamos el faro, porque está junto al faro. Tuvimos que caminar casi todo el día para llegar, porque está en la otra punta de la isla; así que esta noche vamos a dormir aquí.

Me gusta el faro. Es alto y tiene cuatro casas en ruinas y una que esta bien y no se ven desde el mar. Hay tierra buena junto a la casa buena y una playa que llamamos la playa azul. La playa azul de la isla secreta.

La casa buena tiene el tejado entero y todos los cristales. Me parece que estaba vacía antes. Lucía dice que era una casa de vacaciones. A lo mejor sí. Tiene dos dormitorios, un salón-cocina con su chimenea genial, un baño para todos y un sótano. El baño estaba hecho un asco de polvo y no tiene agua. Típico. Da igual, ya lo hemos limpiado. Nos irá bien por ahora. Hoy dormiré con Lasi en el salón. Ratón y Ana se quedan en una habitación y los chicos que quedan en la otra. Lucía y Kaylee se han ido al faro, que también tiene una habitación. Normalmente dormimos todos juntos, pero nos hemos hecho unos pijos.
Adiós.