Día de Reyes

6 de enero de 7, viernes

El invernadero

La mañana fue otro día de trabajo normal. Hay que ser hormiga y no cigarra, porque el hambre no perdona nunca. Construimos el pequeño invernadero del que te escribí ayer. Aprovechamos una de las casas en ruinas que tenía una habitación que estaba casi intacta, salvo por el tejado. Quitamos los escombros, limpiamos las basuras e igualamos los muros con barros y pedazos de ladrillos. Después echamos el pláticos por encima y lo sujetamos todo con piedras.

Ahora está casi hecho. Falta ponerle una puerta, limpiarlo mejor y poner estantes para las plantas. No ha quedado muy bonito, pero será suficiente para el semillero que plantaremos mañana.

Tarde de Reyes

Hoy es día de reyes. No hemos hecho regalos porque quien quiera algo siempre puede ir al pueblo de Ajar a coger cualquier cosa. Así que hemos hecho una fiesta de cantar y un juego de buscar el tesoro, con pistas y pruebas de reirse. Lo hemos pasado muy bien, la pena es que ya no queda ninguna fiesta hasta que tengamos la primera cosecha o pesquemos el primer pez. Supongo que lo segundo vendrá antes que lo primero.